Outdoor

Pablo Zelaya Huerta, el hombre montaña

El Aconcagua como otros proyectos significó una meta, una vez superada, te sientes que puedes a más. Sin faltarle el respeto hoy, es mi ámbito de trabajo y lo miro como el primer día, su gran belleza te invita a treparla por sus otras vías, o al menos intentarlas. Siempre me despierta interés en seguir explorando.

Qué significa para vos subir el Aconcagua; ya que estas ¿cuantas veces lo hiciste? y de ellas cuál crees que fue tu mejor performance.

Subí 9 veces de 11 ascensos, solo y con clientes.

Mi mejor performance fue cuando me plantee las 24 hs. desde su base, acompañando a la fundación Espera por la Vida, quienes buscan concienciar la donación de Medula Osea, propuse ¡porque no! subir Aconcagua rápido y disparar el mensaje. De ahí salió subirla. Ese año me preparé mucho en altura, entrenaba potencias con desniveles y velocidad arriba de 4500 m y 5 miles; en 5 días metía 5 montañas de 5 mil metros, andaba a turbo, cómodo y liviano.

Salía al atardecer y al día siguiente al mediodía ya estaba abajo de nuevo. Fue intenso, fui muy cargado, sin ningún porteo que me cargue, hasta el saco y calentador por las dudas, eso me peso mucho, pero sostuve lo prometido, llegar y bajar en 24 hs. Increíble experiencia. Pude, me supere y mejore.

Europa, has estado ¿qué significan los picos de aquellos lados para vos?

Nunca había estado, viví en Estados Unidos, pero nunca pensé en Europa, posterior al Everest en el 2016 me invitaron a Suiza y Francia. Logré montar dos montañas emblemáticas en menos de una semana. Mont Blanc en 9 horas desde su base en Chamonix, Francia y Matterhorn en Suiza, intente subir solo por primera vez, fue un laberinto libre de escalada.

Terminé saliendo por glaciar Norte y la patrulla diciéndome que me corra de ruta que iba expuesto. Gracias a Mendyhnos, colgué las cuerdas argentinas y me descolgué con un tornillo que tenía (solo tenía dos) y me regrese a la arista original. Intente nuevamente salir al refugio y me agarró tormenta. Tuve que abortar y abandonar la escalada.

Dejé pendiente el ascenso con ganas de regresar. Solo es un poco complejo, vas libre y de los 1400 m de altura logre escalar 800 m, es verdaderamente expuesto. (estás suspendido en nada, miras abajo y no crees lo pequeño que se ven las cosas abajo. La escalada debe ser objetiva, si te planteas la duda, se pone subjetiva y ya es hora de bajarse, es ahí donde llegan las incidencias, hora de regresar a casa a ver los hijos).

En el viejo continente no existen las alturas, para mi es una juguetería, un parque de diversiones digamos, donde tienes todo cerca, muchas cimas, rincones y la diversidad para proponerte técnicamente un reto, con mucho oxígeno y ligero. No debes cargarte sacos ni tantos materiales. Es un paraíso del tecnicismo. Siempre leí sobre chamonix, suiza y estar allá me completó.
El Everest: ¿como se hace para subir el pico más alto del planeta? Anécdotas, si tienes alguna.

El Everest, ¨donde terminan los Andes, comienzan los Himalayas¨. Algo tan grande, desde que tienes la idea de proyectarlo. Como argentino es muy difícil, más allá de lo deportivo personalmente, lograr juntar el dineral que sale como turista, es casi incalculable. Así que aprovechando mis experiencias previas me animé a un Everest de 40 días y sin oxígeno.

Era el bicentenario 2016 argentina y me propuse subir sin servicios, sin guías, sin sherpas y oxígeno por Tibet (hasta sin comida). Si bien tiene su cara Sur de Nepal la ruta normal más cómoda, me propuse no perder días y en poco tiempo estar a 8 mil metros, dejar material arriba y dormir y bajar a abastecerme. Es aquí, que: sólo llevé 10 mil dólares para todo, un solo Yak y comidas para 35 días. Me quedé sin comida 15 días antes, (gracias a 7 Summit Club los rusos me dieron de comer gratis y seguí). Una expedición está desde 40 a 120 mil dólares que los rusos suelen abonar a todo trapo para ascenderlo (con oxígeno, sherpas, carpas armadas, comidas servidas, todas las personas llegan) es como caminar a 6500 m, un paseo. Pero cuando te planteas un reto, la montaña es verdadera, real y solo estas tu con tus ideas y templanzas.

Armé tienda a 5300 m en su base China, donde trotaba cada 3 días unos 10 km para aclimatar, luego me movía a la base avanzado desde allí a 6400 m, dejé otra tienda armada y bajaba a alimentarme, subía nuevamente alto y me quede 20 días para montar un campamento a 7200 m. Desde allí porte material a 8300 m donde dejé una tienda. Bajé a la base avanzado, un amigo tuvo edema cerebral y decidí bajarlo a la base inferior de 5300 m. Me tomé 5 días para alimentarme y descansar, era el día 35 y subí a esperar la ventana de buen tiempo para intentar subir.

El día de movimiento llegó, fui a 7200 m, dormí esa noche, al moverme a 8300 m la tienda ya no estaba, se voló, baje a descansar a 7200 m, la otra tienda estaba rota, así que tuve que vivaquear y me congelé los brazos y piernas, perdí calentador, abrigos, etc. Pasar las noches a -52 con equipos básicos a 7200 m fue una tortura. Me levanté a la madrugada me metí en una tienda de unos chinos, me convidaron té y no pude recuperar el calor, asi que decidi moverme, me colgue en el glaciar para descolgarme y baje al campo avanzado. Allí recupere los dedos, las manos y pude descansar. Pensando ¿que hacer? todo era dinero, una tienda extra, más comidas y descansar. No tenía las oportunidades. Así que era mi intento de subir.

Con todo el gusto amargo de bajarme y pensar en más adelante, baje a 5300 m estando en campamento junto con una médica de México y su equipo, nos salió por radio Luis Alvarez un atleta de élite Iroman Guines, quien subió a todo trapo con servicios, diciendo que el guía lo había abandonado a 8300 m, estaba por agotarse su oxígeno y no tenía para hidratar. Yo abajo mientras cenaba fideos, pensando ¿que hacer? era Everest, no un 6 mil. No tenía fuerzas ni comidas extras. Ya había perdido un amigo en el 2011, así que otro amigo no deseaba perder y la sensación fue horrible, sostuve el handie y solo le dije, mañana estaré allá con gente y vamos a bajarte. Luis no estaba solo, iba junto a él, Ara un Armenio, quién vive en Francia. Ambos estaban ciegos con cegueras generadas por que no sabían de principiantes, que al quitarte las gafas, el sol es más intenso y te quemás las retinas. No tienes protección UV a 8000 m. (Siempre digo, en altura, la ignorancia te mata).

Entonces, guarde en mochila, dos energizantes bebibles, una coca cola, dos barras de cereales, me mentalice que quizás no regresaría por esta locura, y salí a buscarlos, desde 5300 a 7700 llegue en 11 hs. Allí me encontré con otros guías y nos ayudaron, bajaron material y yo me encargaba del capital humano, bajé a Luis por las paredes del glaciar, estuvimos 9 hs. colgados, los sherpas de otras empresas no me ayudaban y usaban las cuerdas como propias, sin colaborar en la situación, fue algo tremendo, me encontraba con un ciego bajando y casi moribundo. Yo agotado y sin animos de nada. Era un clima aterrador, entró tormenta y había que seguir descendiendo, luego del atardecer, llegamos al fin al base avanzado.

Un chileno pasó y me abraza dándome ánimos, le dije que llame al cocinero de Luis y que le haga subir, sostenga mi mochila que yo estaba roto. Cuando ví aparecer al cocinero, era un milagro, justo sin grampones, sin equipos ni nada, en la base del glaciar me sostuvo mi equipo, atado a Luis, continuamos bajando hasta llegar a su tienda principal. Junto a Ara, fueron mi Everest, ahí entendí el esfuerzo de darlo todo, vomite todo el liquido que tenia, estaba totalmente agotado, enloquecido por darlo todo.

Festejamos esas dos vidas y compartimos 3 días allí para recuperarnos, pude comer carne que Luis tenía en su servicio y descansar. A los días siguientes, aparecieron sherpas y guías para felicitarme, ahí dimensioné los esfuerzos, estaba contento con la experiencia, me llenó y me dejó dos amigos nuevos, saber que puedo darle más a los retos y plantearlo de otras maneras. Realmente le robe dos vidas al Everest.

Tus nuevos proyectos: a) Vivir en Europa, b) Cruzar Antártida al Polo y todo lo que más nos puedas agregar.

a) Vivir en europa...

Luego de estar tres oportunidades en el viejo continente, y estar en contacto con mis colegas de Francia y Suiza, surgieron propuestas de trabajos en Slovenia, Suiza, luego en Nepal, después de salvar a mis amigos, las empresas me ofrecieron trabajar de guía en la zona, con los picos de 7 mil y los campos bases.

Esto abre un poco mi mercado internacional, los cursos de otros niveles y una gran oportunidad de desarrollo profesional en mi actividad. Estaré en Bovec Slovenia, instalado, desde allí trabajaré en una compañía Slovena donde haremos barrancos, escaladas y salidas a Alpes. Ellos me formarán, dictarán módulos UIAGM de nivel internacional, son 4 años de capacitaciones intensas con experiencias nuevas. Se viene una etapa donde debo dejarme llevar a mi formación, estuve muy ligado a los retos y he descuidado mi trabajo como profesional. En momento de tranquilidad y formación profesional.

b) Cruzar Antártida.
Mi mudanza a Europa me permite pensar en experiencias nórdicas, tuve la ocurrencia y estaba entrenando para Antártida. Pero al ver el costo y logísticas de este reto, me llevó a pensar en ver patrocinios en Suiza y Francia. Desde Argentina las condiciones son lejanas, y las industrias de montaña, no capitalizan estos retos. No hay mentalidad en fomentar al deportista ni al deporte. Aprovechare la mudanza para realizarlo todo desde otra nación. La empresa de logística en Antártida te piden un examen curricular de muchas experiencias nórdicas, lo cual solo tengo pocas, por la zona donde resido, estar en Slovenia, me permite pensar en Noruega, realizar estas expediciones y sumar más capacidad para poder emprender Antártida.

El control de CV pase positivamente, pero me piden una expedición nórdica en un punto de Noruega y claro que los 75 mil dólares que cuesta la logística; estas consisten en: avión desde Punta Arenas, Chile hasta Inlet Hercules, donde se arma un campamento base y desde allí partes al extremo más austral del planeta, el Polo Sur. Serán 1200 km de campo de hielo. Las comidas y la comunicación como el equipo es personal. Luego los costos cubren permisos, aviones internos de buscarme y la seguridad en caso de evacuación por congelamientos. Las temperaturas medias son -25 durante el día y las noches -40 siendo en verano 6 meses de días, y el invierno 6 meses de noches. Mi expedición tiene visto el verano, desde noviembre, serán dos meses de 20 km diarios, con vientos desde 80 a 100 km. Es un trabajo gradual y día a día debo ir armando el físico y la mente para lograr una meta. El Polo Sur.

El control de paso con el CV, nos piden un fin solidario, el cual no dude en FAZENDA de la esperanza, por sus valores, esfuerzos, perseverancias, trabajo y la fé. Estos valores son los que tengo a cada proyecto que desarrollo, sin estos 4 elementos, no tengo el empuje para lograr realizarlos. Es un proyecto grande, ambicioso donde cada paso es una meta. Ojalá que pueda lograrlo, voy en mitad de camino de su desarrollo, aun me faltan cosas, pero dentro mío, sé que estaré muy pronto a realizarlo.


B) Otros retos...

Me divierte la exploración, te pone a pruebas con todos los sentidos, me siento vivo y me llena plenamente.

Se me ocurren muchos sitios vírgenes, Perú, Bolivia, la misma zona de Mendoza cerca de Aconcagua, hay muchas montañas que por que se creó un parque, se prohibieron sus ascensos. Montañas muy bonitas, lejanas y verticales. Aconcagua regresaría para pared oeste, me divierte la diversidad de su roca y el mixto con el hielo, el frío y las tormentas de tardes que hacen pensar que desapareces entre las nubes.

El Cordón del Plata, hicieron hace años una travesía de 2 cimas, y el año pasado estuve en parte de estas y resulta pensar en recorrerlo completo conectando 5 cimas principales, pero seria muy bueno, mostrar a todos con un drone, todo el recorrido virtual y no contarlo entre líneas. Estoy en busca del drone para poder lograr estas imágenes, bajar y contarles con palabras es aburrido, siempre que estoy ahí me digo: “no” aquí deben estar mis amigos, mirar esto, es tremendo, hermoso. Es bellísimo lo que se ve y la adrenalina que te genera. Me divierte. Me muevo solo, no encuentro quien se maneje de la misma manera en montaña, es difícil pensar en alguien tan frío, ajeno a la ciudades y que se enfoque en el reto. Y que sea autónomo, no solo debo pensar en un compañero, sus familiares son un tema, no siempre se conoce lo que se hace y después si pasa algo, resulto ser un gran problema la invitación.

Asi que estas tonteras (como dicen los terrícolas) prefiero hacerlas solo. Hay que saber desprenderse de las familias, pensar en el proyecto y las metas. Claro que al final de lo que uno se plantea, deseo en lo más profundo, regresar y abrazar a mis enanos, ver a mis padres, conversar con mis hermanos y encontrarme con mis amigos de todos los días. No hay que olvidarse que uno es persona.

Mi Familia:

Está compuesta por tres hijos hermosos, Tomas (9), Agus (4) y Victoria(1) y mi pareja Cynthia quien me acompaña en esta etapa. Luego cuento con padre, madre, hermanas (2) y hermano mayor. Yo, la oveja negra de todos ellos.

Tomas (9) ya escala, subió 3 y 4 miles, en cursos de escalada en roca explica a los usuarios los nudos, como se aplican y para qué son, escala 40 metros, en 5to. grado y se divierte, anda en bike por las sendas debajo de casa en una reserva y hace unos asados espectaculares, es un mini Pablito.

Orgulloso y babero de Goretex para mí. Agus (4) le gusta pintar, acompaña con su atril y pinturas en todas las salidas, es un personaje divertido. Victoria (1) es todo terreno, 4 x 4 V8, amanece diciendo guau, guau, le enloquecen los perros, los caballos y anda de patas por donde sea. Es una rea. Genia, despeinada y atorranta. Me sacará canas, no tengo dudas, pero divertida.

Volver al HOME

Compartir / Imprimir

Newsletter