Running

New Balance Hanzo S

Una zapatilla para competir o entrenar series rápidas en corredores de hasta 75 kg de peso. Con la que poder correr muy rápido si eres capaz, con la que dada su reactividad puedes trabajar la técnica, esforzarte por mejorar el apoyo del pie y la impulsión, reduciendo el tiempo de contacto del pie en el suelo, disfrutar de progresivos o series a velocidades elevadas.

La mediasuela es RevLite con una buena amortiguación y respuesta para lo fina que es mediasuela con 15 milímetros en el talón y 11 en antepié lo que deja 4 mm de drop. Cuenta con la placa Rapid Rebound en la zona de los metatarsos que colabora en ofrecer un mayor confort en esta zona.

Esta fina mediasuela permite tener una gran propiocepción de la superficie por la que corres, notas el relieve de las baldosas o de las fina gravilla pero el Revlite y el Rapid rebound amortiguan lo suficiente como para no notar molestias.

Son unas zapas con las que puedes apoyar con facilidad de mediopie, pero curiosamente a ritmos lentos o en el trote de recuperación entre series se agradece al entra de talón esos 15 mm de Revlite en el retropié.

Upper y soporte del talón

Este modelo cuenta con un upper en dos partes claramente diferenciadas, el antepié con un mesh de malla muy tupida y de pequeños orificios con refuerzos cosidos que se prolonga hasta el mediopié. Y otro tejido más sólido en los laterales del mediopié con una estructura con un relieve grueso a modo de refuerzos en disposición diagonal sobre una estructura de nylon Fantom Fuse, que termina en el retropié con un soporte rígido del talón. Estas dos zonas diferenciadas por el tipo de tejido y por el contraste del color negro de la puntera y el flúor del resto, van separadas por un refuerzo cosido.

Plantilla y horma

La plantilla fina, va pegada a la zapatilla para evitar movimientos y pérdidas de tracción. La horma es estrecha y ajustada al pie aunque a nivel de los metatarsos no llega a comprometer. Estrechas en el mediopié con 60 mm y solo 75 mm en el talón se ensanchan en el metatarso hasta los 111 milímetros, logrando la necesaria estabilidad en la impulsión.

De hecho esta horma parece más alargada y estrecha por el color negro de su upper y afilada puntera, siendo un efecto óptico más que funcional.

Volver al HOME

Compartir / Imprimir

Newsletter